Cuando perdí la motivación y mi blog se fue al carajo

Me acuerdo perfectamente de cuando empecé a perder la motivación para seguir con el blog que me daba de comer.

LA MOTIVACION ERA MI DROGA

Pasé de pensar en cómo ganar más dinero durante los 7 días de la semana a empezar a cansarme de ponerme frente al ordenador.

Es una sensación muy chunga.

Es como si te quitaran una droga que te hace sentir bien y luego te la van quitando poco a poco.

Mi blog, Adsense, las visitas, el SEO,… Todo eso había formado parte de mi vida durante 6 años. Disfrutaba con ello y además podía pagar las facturas.

Google me ha pagado muchos lujos, todos necesarios 😉

Sin embargo, vas sintiendo cómo esa motivación va desapareciendo y no quieres. Te niegas a perderla pero no puedes hacer nada.

No puedes hacer que algo te guste a la fuerza.

Cada día que pasa, tu trabajo, que antes no era trabajo sino hobby, te cansa más.

Sin embargo, con los años te das cuenta de que la vida se compone de ciclos.

Ahora estoy en un ciclo más profesional. Por supuesto la pasión se ha ido pero no del todo porque sigo viviendo gracias a los ingresos de Internet.

Al final te tienes que reinventar y afrontar las dificultades profesionales, entre ellas la falta de motivación.

Ahora estoy empezando a enamorarme de la escritura.

Me hice redactor por pura supervivencia pero estoy aprendiendo que los textos escritos pueden generar mucho dinero.

Solo tienes que saber escribir y atrapar la atención del lector.

Te cuento todo esto porque puedes contratar mis servicios como redactor online para que compruebes cómo gracias a mis textos, tus métricas en tu web (y en tu cartera) mejoran notablemente.

Puedes contactarme aquí y comprobar de lo que soy capaz.

Posdata: la pérdida de motivación fue tan grande que cuando vendí mi blog, sentí que volvía a ser libre.

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *